Los cambios hormonales que se producen durante el embarazo pueden hacer que las encías estén más susceptibles a la inflamación.  El aumento de hormonas femeninas durante el embarazo (estrógeno y progesterona) provocan un mayor flujo de sangre a sus encias, lo que las hace más sensibles y que «sobrerreaccionan» a cualquier cosa que pueda irritarlas.

Las mujeres son más sensibles a la presencia de placa y bacterias alrededor de las encías cuando los niveles hormonales son altos. Estos hace que tus encías se inflamen, se hinchen y sangren. Si se dejan sin tratar la inflamación prolongada de las encías puede llevar a la pérdida de hueso alrededor de los dientes y finalmente la pérdida de los mismos.

Si estas embarazada no dudes en consultarnos, mantén a raya la inflamación de tus encías.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir