Ortodoncia y ortopedia dentofacial

ORTODONCIA

El tratamiento de ortodoncia tiene como objetivo una oclusión óptima de toda la dentición, con una estabilidad de la ATM, compatible con una estética dentofacial aceptable y una funcionalidad correcta.

TIPOS DE APARATOLOGÍAS PARA ORTODONCIA

Existen diferentes técnicas, modalidades y aparatos de ortodoncia, pueden ser desde la ortodoncia removible, fija (brackets linguales, metálicos o estéticos) y semifijos e invisibles (Invasilign e Incognito). Los sistemas disponibles para realizar el tratamiento difieren dependiendo de su sintomatología. En la Consuta Buco-Dental Saura estudiamos su caso para valorar el tratamiento más apropiado.

 

 

Los brackets metálicos han sido durante años los más utilizados en ortodoncia. Sus principales ventajas son la efectividad y un precio más económico. La duración del tratamiento es aproximadamente de 2 años, depende de la complejidad del caso, y los primeros cambios se notan al poco tiempo.

 

Se han desarrollado diferentes tipos de materiales, como la porcelana o el zafiro, para poder optar por una mejora estética durante el tratamiento.

Los brackets estéticos son unos aparatos fijos que se cementan en los dientes con el fin de corregir mordidas, alinear los dientes y mejorar la estática dental.

 

 

Técnica de ortodoncia que permite a los pacientes mejorar su sonrisa mediante el uso de alineadores transparentes prácticamente inapreciables a la vista.

 

Ortopedia dentofacial

La ortopedia dentofacial se ocupa del tratamiento de las discrepancias esqueléticas maxilares. Su objetivo es conseguir el equilibrio y armonía faciales con una oclusión equilibrada.

Las maloclusiones dentales son, en muchos casos, secundarias a un desarrollo esquelético anormal.

La ortopedia dentofacial actúa sobre la correcta orientación y sano desarrollo de las estructuras faciales. Para ello se vale del uso de los aparatos funcionales especialmente diseñados para influir en el crecimiento facial con el fin de corregir las anomalías que presente el niño.

De esta manera se intentan resolver o mejorar de una manera temprana patologías que en muchas ocasiones, sin tratamiento, una vez acabado el crecimiento sólo tienen solución quirúrgica.

El mejor momento para los tratamientos de ortopedia dentofacial es el que abarca de los 4 a los 13 años de edad, donde existe crecimiento activo.

La duración del tratamiento depende del problema de cada paciente, e irá seguido de una fase de contención, y si fuera necesario de un tratamiento final de ortodoncia para llegar a un resultado óptimo.

Solicita

tu cita

on-line

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir