Mal aliento: ¡evítalo!

En el 80 % de las casos, el mal aliento tiene su origen en problemas bucodentales, pero también existen otras causas que pueden originarlo. Entre las más importantes están algunos problemas respiratorios, digestivos, el estrés o el consumo de algunos alimentos.

El mal aliento puede originar problemas de relación con los demás y, en algunos casos, causar incluso ansiedad. Existen multitud de gomas de mascar, pastillas de menta, sprays, enjuagues bucales y otros productos diseñados para combatir el mal aliento. Sin embargo, estos productos solo son medidas temporales porque no combaten la causa del problema. Consúltanos tu problema.

Determinadas bacterias orales descomponen las proteínas de la dieta y la saliva transformándolas en unos compuestos volátiles sulfurados que son los responsables del mal olor.

Algunos consejos para combatir la halitosis:

  • cepíllate después de cada comida, sin olvidad limpiarte la lengua, tiene millones de bacterias responsables del mal aliento
  • aunque pueda sorprenderte, la saliva es el mejor aliado contra el mal aliento. Por eso, al despertar con la boca seca tenemos hailtosis. Masca chicle sin azúcar para aumentar la producción de saliva.
  • algunos alimentos como la cebolla, el ajo o las especias, así como algunos tipos de quesos, pescados y bebidas ácidas como el café pueden empeorar el mal aliento. El TABACO es una de las causas de halitosis.
  • Beber agua ayuda a la limpieza y la eliminación de las bacterias responsables del mal aliento.
  • los enjuagues antibacterianos ayudan a combatir los gérmenes y mejorar el mal aliento, deben ser prescritos por el profesional.
  • en el 80% de los casos la halitosis se debe a un problema bucodental. Una visita regular a tu dentista evita estos problemas.
Traducir